Muchas veces nos preguntamos cuando vamos  a las Juntas Generales de nuestra Comunidad, en qué se gasta el dinero que aportamos nuestro Administrador. Sabemos que una de las principales funciones del mismo es velar por los intereses de la Comunidad y gestionar la conservación y mantenimiento de los inmuebles. Así pues, las principales averías con los que se suelen encontrar los Administradores en las Comunidades son:

1. Fugas de agua en tuberías ascendentes y bajantes: Uno de los problemas más habituales y que más quebraderos de cabeza suele traer a las Comunidades debido a los des propicios que se pueden llegar a ocasionar, así como la falta de suministro durante horas, son las fugas de agua o los emboces tanto privativos como comunitarios.

2. Roturas en el ascensor comunitario: bien sean las propias piezas que por el uso y la antigüedad del mismo se van estropeando, o bien casos puntuales que el Administrador debe solucionar lo antes posible a fin de que los pisos altos no se vean perjudicados durante muchas horas.

3. Filtraciones en viviendas: ya sean provocadas por la falta de mantenimiento de las fachadas, como de la terrazas superiores comunitarias o como comentábamos por fugas de agua de tuberías o duchas privativas.

4. Fachadas comunitarias: los Administradores sabemos que cada diez años aproximadamente o incluso menos si se trata de zonas costeras, es necesario rehabilitar las fachadas comunitarias. Puesto que efectos meteorológicos así como el desgaste de los propios materiales utilizados, provocan daños en el interior de las viviendas sino se lleva un mantenimiento periódico.

5. Pintura de elementos comunes: si queremos que nuestra Comunidad mantenga una estética bonita al igual que el interior de nuestras casas, cada cierto tiempo es necesario llevar tareas de mantenimiento en las Comunidades.

6. Rotura de plafones o bombillas: como es habitual por el uso y desgaste de las instalaciones, otras de las tareas a realizar tiene que ver con las instalaciones eléctricas. En este sentido nuestro Administrador debe tener en cuenta medidas de ahorro energético para nuestra Comunidad.

7. Limpieza de zonas comunes: uno de los principales motivos de discusión en las Comunidades de vecinos es la falta de limpieza en las Comunidades. Desde Afiser siempre aconsejamos la contratación de empresas de mantenimiento que se dediquen a ello a fin  de tener las Comunidades bonitas y relucientes.

8. Fugas de agua en piscinas o jardines: si se trata de residenciales con este tipo de servicios, el mantenimiento de dichas instalaciones supone un gran trabajo de control y supervisión por parte de los Administradores.

Es evidente que lo primero que tendrá que hacer nuestro Administrador a la hora de gestionar este tipo de averías es en primer lugar averiguar si el seguro contratado por la Comunidad cubre las averías causadas y dar parte de inmediato para que se subsanen con la mayor brevedad posible.