El Presidente de la Comunidad de propietarios es sin lugar a dudas la persona que va a apoyar la gestión de nuestro ejercicio.

Hay muchas veces como Administradores de fincas, que no sabemos por que hemos perdido el apoyo de la Junta de Propietarios. Lo peor de todo es que cuando se plantea un cambio de Administrador, no recibimos el apoyo de algunos propietarios que pensábamos iban a interceder por nosotros.

Hay 3 “herramientas” para poder demostrar a la Comunidad de propietarios todo el esfuerzo y dedicación que le prestas durante el ejercicio a las tareas “invisibles” que nadie suele ver y reconocer, pero que nos ocupan la mayor parte de nuestro tiempo como administradores de fincas.

Las primeras que nos vienen a la cabeza son:

  1. Las Juntas Generales, en las que se convierten en un altavoz perfecto para hacer ver a los propietarios todo lo que hemos hecho y conseguido durante el ejercicio.
  2. Las distintas comunicaciones a los propietarios, que ya explicamos en nuestro anterior artículo y que nos permiten evitar que cuando llegue la Junta General Ordinaria ya sea demasiado tarde para revertir una situación de desconfianza o desinformación.

Pero la tercera de ellas y no tan obvia es la comunicaciones con el Presidente de la Comunidad durante su mandato.

Esta persona que bien por turno rotatorio o porque se ha presentado voluntario, se merece nuestra atención y para no “fallar” en esta labor, es imprescindible tener un procedimiento para ver CUANDO, COMO, QUE es lo que vamos a comunicarle.

De esta manera el Presidente sera consciente de todas estas tareas invisibles que realizamos los administradores de fincas y será una de esas personas que nos apoye cuando se den situaciones delicadas en la Comunidad de propietarios.

Es importante que el Presidente disponga de email, de esta manera os evitareis muchos malentendidos, pudiendo tener por escrito todas las indicaciones y vistos buenos que se han cruzado entre nosotros y cuando se han comunicado.

Esto no quita a que es conveniente tener en la medida de los posible reuniones personales, si son en la propia Comunidad mucho mejor, y en su defecto conversaciones telefónicas (si puedes videoconferencias).

¿Os habéis dado cuenta que en la Junta esas personas que nos apoyan son en su mayoría  PRESIDENTES, VOCALES, EXPRESIDENTES o EXMIEMBROS DE LA JUNTA DIRECTIVA?