Son varias las tareas a tener en cuenta para llevar correctamente la contabilidad de una comunidad de vecinos.

Para aquellos que esteis iniciándoos en la profesión os surgirán ciertas dudas sobre lo que se espera de un Administrador de fincas respecto  de las cuentas de una comunidad de propietarios.

Dentro del ejercicio contable de la comunidad, tendremos que realizar entre otras las siguientes tareas:

  • Registro de facturas de proveedores.
  • Actualización de los movimientos de la cuenta bancaria de la comunidad.
  • Creación de los recibos de cada una de las propiedades.
  • Análisis periódico de la liquidez de la Comunidad para evitar descubiertos e impagos.
  • Análisis del ajuste de los gastos reales al presupuesto previsto.
  • Envío de cartas de morosidad de los propietarios.
  • Confección del balance de ingresos y gastos de la Comunidad al finalizar el ejercicio.

Ciertas tareas forman parte del día a día de un despacho de administración de fincas, y no entrañan mucha dificultad como son la del registro de facturas y actualización del banco.

Otras sin embargo, requieren un análisis que ha de realzar una persona con experiencia o que tenga conocimientos contables.

En cualquier caso, no debemos de dejar de ser constantes y tener siempre actualizada la contabilidad de una comunidad de vecinos, ya que al final es el reflejo de una buena gestión por parte del administrador de fincas.

Por tanto es muy importante tener actualizada la cuenta del banco prácticamente todos los días y registrar todos los días las facturas que nos llegan al despacho y no dejar que se acumulen.

Si por razones de tiempo o sobrecarga de trabajo no puedes cumplir con estos plazos, te recomendamos que contrates a una persona o empresa para que las haga porque a la larga te ahorrarán mucho tiempo y te evitarán problemas y esfuerzo en corregirlos.