A menudo nos encontramos con administradores de fincas que quieren de la noche a la mañana, iniciar una transformación digital de un despacho, sin estar preparados.

Con esta primera frase, adivinareis por donde van a ir los tiros en este artículo.

¿En serio alguien se cree que sin tener definido un sencillo mapa de procesos y sus correspondientes procedimientos, vamos a conseguir ese ansiado cambio?

Hace unas semanas un compañero , me estuvo comentando que iba a “transformar digitalmente su despacho de administración de fincas”  y que si le podía asesorar, puesto que una familiar suyo iba a llevarle el tema de redes sociales y el posicionamiento SEO de su página Web, para que salga en las primeras posiciones en google.

Por una parte me alegre de que se fuese despertando de ese cómodo letargo, en el que la mayoría de administradores de fincas, desgraciadamente aún están. Pero por otro lado y después de estar con él para ver como tenía organizado su despacho, me senté con él seriamente a tomar un café, para darle los siguientes consejos.

  1. El proceso de transformación digital de un despacho o empresa, es mucho mas serio que redactar unos cuantos posts semanales en facebook y tener bien posicionada tu página Web, lo cual no deja de ser importante.
  2. Lo primero que debemos de hacer es definir un plan de marketing digital, con el fin de definir cuestiones tan básicas como quien es mi cliente objetivos, en qué redes sociales se mueve, que tipo de artículos le interesan, etc…
  3. Y desde luego, no se puede pretender redefinir la imagen que se va a proyectar de tu despacho al exterior, sin haber sentado las bases dentro de tu despacho, con un buen plan de gestión de calidad del despacho de administración de fincas.

En este artículo tan solo pretendo destacar la importancia de este ultimo punto: la gestión de la calidad, para iniciar el proceso de transformación digital de un despacho de administración de fincas.

Hoy en día es impensable que en un despacho no tengamos definidos al menos los procedimientos operativos, como por ejemplo “gestión de un siniestro de una comunidad”, “preparación de una junta general de propietarios” o simplemente la “gestión de atención de llamadas importantes fuera de horario”.

Esta es la única manera de poder medir el desempeño y buen hacer de nuestra labor de administradores de fincas y por consiguiente poder ofrecer ese servicio de calidad a nuestros clientes.

En este sentido iniciativas como la implantación del sello de referencial de calidad de servicio para la administración de fincas, que colegios territoriales como el de Valencia y Castellón llevan impulsando desde el año 2015 junto con la Universidad y AENOR, son tan importantes para concienciarnos de la importancia de transformar nuestro despacho… pero por dentro.

En AFISER, después de varios años ayudando a administradores de fincas a obtener este sello de calidad, vamos poner en tus manos en los próximos meses información muy valiosa para que tu también puedas empezar a definir cuales son tus procedimientos