Nuestras comunidades de vecinos tarde o temprano se deberán de adaptar a nuestros nuevos hábitos de compra.

Ya no es ningún secreto que las compras por INTERNET siguen comiendo el terreno a las tiendas físicas de una forma descarada.  Llevamos años con el tema del comercio electrónico, pero hasta que no han llegado los smartphones, no se ha consolidado, por lo menos en España.

Hoy en día los rankings y titulares acerca de las compras navideñas, los lideran sin lugar a dudas AMAZON seguido de ALIBABA y las ventas por INTERNET de EL CORTE INGLES y ZARA entre otras.

Y todo esto no es casualidad, ya que cada vez pasamos menos tiempo en nuestro hogar y la comodidad de recibir tu pedido en casa es más que obvia. Se acabo tener que cargar con la compra o peor aún, lanzarse a la aventurar de dar vueltas para encontrar el regalo que quieres, con los problemas para aparcar en muchos de los casos.

Y ahí aparece la creciente necesidad de instalación de taquillas en las comunidades de propietarios.

De hecho, supongo que en su día ocurriría algo similar con el correo postal y aparecieron los buzones, que dicho de paso, hay mucha gente que ya no los utiliza, por no decir las nuevas generaciones, que dejarán de usarlos definitivamente en unos años.

Así que dentro de nada, trataremos en alguna Junta General de propietarios, la instalación de taquillas en las zonas comunes o peor aún la sustitución del espacio que ocupan los buzones por taquillas.

Para aquellos que no hayáis oído hablar de las taquillas electrónicas o inteligentes, se trata de unos módulos que tienen unas 40 o 50 taquillas de mayor o menor tamaño.

El año pasado la startup de origen valenciano, CITYBOX, salió en muchos medios de comunicación, con su nuevo servicio de buzones inteligentes gestionados por los repartidores con una APP.

En estos momentos están pensadas para las comunidades de propietarios más rentables, que son las urbanizaciones grandes, de reciente construcción, donde hay un alto porcentaje de gente joven, que es la que mas compra por INTERNET.

Pero muy pronto acabarán llegando a la gran mayoría de edificios, con módulos más pequeños con 12-15 taquillas, por ejemplo.

Esto parece ser solo el principio del nuevo concepto de edificios inteligentes, en los que nos tendremos que ir acostumbrando a incorporar en nuestros hogares y comunidades de propietarios las nuevas tecnologías y el internet de las cosas.

El auge de los pisos y alquileres vacacionales, también están incorporando poco a poco cambios como las cerraduras inteligentes que  se abren con un móvil, sin necesidad de tener que estar el propietario en la vivienda. En este artículo te muestran algunas de ellas.

Otro avance tecnológico también muy útil, es la de la apertura de puertas automáticas de garajes con nuestro móvil. Empresas como Iomando ya lo están implantando. y dejarán los costosos mandos a distancia obsoletos.

Y por supuesto, la instalación de sistemas de videovigilancia en muchas comunidades de propietarios, sobre todo en las grandes y los residenciales de playa.

Lo dicho, se aventura una oleada de decisiones en las juntas de propietarios y cambios importantes en las instalaciones de nuestros edificios. Contar con el asesoramiento de un administrador de fincas colegiado con experiencia y conocimiento de estos temas, nos ahorrará tiempo y dinero.